martes, 28 de agosto de 2018

Reseña cómic: Aquel verano [Jillian & Mariko Tamaki]

"Rose y sus padres han veraneado en Awago Beach desde que ella era una niña. Es su escapada anual, su refugio. Su amiga Windy también está allí siempre, la hermana pequeña que nunca tuvo, completando su familia de verano.
Pero este verano es diferente.
La madre de Rose y su padre no dejan de discutir, y Rose y Windy se han visto envueltas en una tragedia que se cierne sobre el pequeño pueblo costero. Es un verano de secretos y angustias, pero al menos se tienen la una a la otra.
En Aquel verano, las primas Mariko y Jillian Tamaki, autoras de la galardonada Skim (Ediciones La Cúpula), redefinen la novela gráfica adolescente. Espléndida, desgarradora y en última instancia un soplo de esperanza, esta obra es una mirada vibrante a la juventud y la madurez."

El coche deja atrás el atasco de la carretera y se acerca por fin a Awago Beach, lugar de veraneo de Rose y su familia. Así comienza Aquel verano. Playa, cabañas, naturaleza, su amiga Windy... igual que cada año, sin embargo, estas vacaciones serán diferentes para Rose y marcarán el punto de inflexión en su paso de niña a adolescente. Unos cambios sutiles pero irreversibles que vendrán acompañados por el secreto de sus padres y por los cotilleos del pueblo. Un cóctel veraniego bien cargado de emociones que se degusta tranquilamente a la orilla del mar, a la sombra del bosque o bajo una noche estrellada.

Rose leyendo cómics
La artífice de esta historia de amistad y crecimiento es Mariko Tamaki, que se sirve de la tranquilidad de las escenas vacacionales para mostrarnos a una protagonista inmersa en la agitación emocional propia de los últimos años de la niñez y primeros de la adolescencia. Diversas tramas se van complementando hasta crear el ambiente idóneo para aturdir hasta a la preadolescente más resistente. De estas vacaciones, tanto Rose como su familia, sin olvidarnos de la fantástica Windy, sacarán valiosas lecciones que deberán aprender a poner en práctica para seguir adelante con sus vidas de la mejor manera posible, con una sonrisa.

A los lápices encontramos a Jillian Tamaki, que con trazos gruesos cargados de luces y sombras, da vida y movimiento a esta historia, con una sorprendente fluidez. El estilo de boceto que usa la artista en esta obra casa a la perfección con la sencillez de la historia narrada. Además, los rasgos tan marcados y los contrastes en los fondos le aportan gran personalidad a cada uno de los personajes y viveza a las escenas, tanto interiores como al aire libre. Me ha llamado la atención la manera de integrar las onomatopeyas a las viñetas de manera que pasan a formar parte activa del dibujo, añadiéndole sonoridad a cada momento; así como la estética general del cómic, con páginas gruesas y tonos azules, que le hace destacar entre otros de similares características y le otorga un aire especial.

Windy bailando

Se trata de una lectura agradable, ideal para los meses más calurosos del año, que nos transporta a esa época en la que nuestro mundo comenzaba a expandirse de repente y no siempre a nuestro gusto. Una lectura que nos recuerda la importancia de la amistad, la familia y de la comunicación como herramienta para salir victoriosos en cualquier revés que nos depare la vida. Recomendable tanto por el mensaje que transmite, como por el goce visual que supone avanzar página tras página, como por el buen feeling que deja tras la lectura.

Mariko y Jillian Tamaki
Título original: This One Summer
Guion: Mariko Tamaki
Dibujo: Jillian Tamaki
Traducción: Natalia Mosquera
Rotulación: Iris Bernárdez
Editorial: Ediciones La Cúpula
Año de publicación: 2014
Número de tomos: Único
Número de páginas: 320
ISBN: 9788415724728

martes, 10 de julio de 2018

Reseña cómic: Los guardianes del Louvre [Jiro Taniguchi]

"Después de Barrio lejano y El almanaque de mi padre, ¡aquí tenemos el nuevo gran relato de Jiro Taniguchi! Después de pasar un mes en el museo del Louvre, en mayo de 2013, firma un relato en colores directos lleno de delicadeza, una travesía temporal y artística en la que descubrimos figuras tutelares, familiares y desconocidas... ¡los guardianes del Louvre!
Al término de un viaje colectivo a Europa, un dibujante japonés hace una etapa en solitario en París, con intención de visitar los museos de la capital. Pero, postrado en la cama de la habitación de su hotel por una insidiosa fiebre, se encuentra confrontado ante todo a una forma de soledad absoluta, la de los que sufren en tierra extraña, privados de cualquier recurso inmediato en el corazón de lo desconocido. Aprovechando la pequeña tregua que le da su enfermedad, lleva a cabo su proyecto y se pierde en los pasillos abarrotados de gente del Louvre. Muy pronto descubrirá facetas insospechadas de este museo-mundo, yendo al encuentro de obras y de artistas de diversas épocas, en un periplo que oscila entre el sueño y la realidad, que le llevará, para terminar, a una encrucijada entre tragedia colectiva e historia personal. Con este álbum en forma de viaje interior, Jirô Taniguchi nos invita a una travesía temporal y artística, en la que descubrimos el alma de ese lugar, bajo la dirección de algunas figuras tutelares, familiares o desconocidas... Pues el Louvre tiene guardianes."

Andaba yo curioseando en la biblioteca de mi barrio, buscando una lectura ligera para estas calurosas semanas pre-vacaciones con el único requisito de que estuviera relacionada de algún modo con París (por un reto de lectura en el que estoy participando este año: Velocirepte18), cuando me topé con esta preciosidad. Jiro Taniguchi es una apuesta segura así que no me lo pensé dos veces y me lo llevé conmigo.

La historia trata de un dibujante de cómics japonés, el propio Taniguchi, que después de participar en un Festival Internacional de Cómic en Barcelona, decide pasar unos días en París antes de regresar a Japón. Una fiebre inoportuna le hace pasar una mala noche en un hotel de la capital francesa en la que será presa de una serie de alucinaciones, ensoñaciones, delirios, pesadillas... como se les quiera llamar. A la mañana siguiente, un poco más recuperado del gripazo, decide comenzar su visita al museo del Louvre. La muchedumbre que se agolpa a la entrada y en las salas principales del museo le resulta abrumadora así que se escabulle hasta un ala menos atestada de gente hasta encontrarse casi solo. De pronto, su única acompañante es una dama con antiguas vestiduras que le cuenta el secreto del museo: el Louvre tiene guardianes. Junto a estos guardianes, protagonista y lector recorrerán las obras más destacadas del museo, conocerán de primera mano a artistas como Van Gogh, Corot, Asai o Fontanesi, serán testigos del episodio de la historia del arte más ligada al Louvre, la evacuación de obras previa a la ocupación nazi, y alcanzarán el destino de este solitario camino hacia el interior de uno mismo donde se mezclan sueño y realidad.


El arte es la piedra angular sobre la que gira esta obra, que supone una guía perfecta para principiantes o personas desconocedoras de este gran mundo, entre las que me incluyo. Si además, sois amantes del arte, os encantará este paseo por uno de los museos más importantes del mundo. Pero no solo de arte trata este cómic, Jiro Taniguchi era especialista en historias intimistas, de reflexión y auto-conocimiento, en personajes que se embarcan en algún tipo de viaje con el fin de superar algún fantasma del pasado, y esta faceta del mangaka se deja ver en Los guardianes del Louvre. Sin embargo, el argumento no sería la parte más llamativa de este cómic. Vistiendo las páginas de esta fantasiosa guía de museo encontramos unos dibujos limpios, coloridos y suaves que casan a la perfección con el ambiente sosegado de la obra. Destacan los paisajes campestres y la arquitectura detallada de París y se agradece el gran tamaño y la calidad de la edición de Ponent Mon, que presenta un álbum en tapa dura de los de deleitarse la vista.

Resulta que Los guardianes del Louvre forma parte de una colección de cómics publicada por el propio museo que cuenta con varios artistas internacionales firmando obras ambientadas en las salas del Louvre, eso es publicidad a gran escala y no los tristes folletos que se reparten en las calles. Sea como fuere, estamos ante una lectura entretenida y llena de arte, que es justo lo que esperaba.

Jiro Taniguchi
Título original: Les gardiens du Louvre
Autor: Jiro Taniguchi
Traductor: Víctor Illera Kanaya
Editorial: Ponent Mon
Año de publicación: 2014, 2015 en España
Número de tomos: Único
Número de páginas: 136
Tamaño: 216 x 286 mm
ISBN: 9781908007926

domingo, 1 de julio de 2018

Reseña: Instrumental. Memorias de música, medicina y locura [James Rhodes]


"Me violaron a los seis años.
Me internaron en un psiquiátrico.
Fui drogadicto y alcohólico.
Me intenté suicidar cinco veces.
Perdí la custodia de mi hijo.

Pero no voy a hablar de eso.
Voy a hablar de música.
Porque Bach me salvó la vida.
Y yo amo la vida.

James Rhodes es uno de los más eminentes concertistas de piano de la actualidad y un gran renovador de la música clásica. Ha protagonizado documentales para la BBC y Channel 4, escribe en The Guardian y ofrece recitales en todo el mundo"

Para quienes todavía no sepáis quien es James Rhodes, se trata de un concertista de piano británico que lo está petando mucho estos últimos años y que está revolucionando el anticuado mundo de la música clásica con su enfoque cercano y centrado en lo realmente importante: la música por encima del postureo pedante propio del mundillo. Además, desde hace unos meses vive en nuestro país, por lo que su fama se ha extendido bastante por estos lares. Puede que su activa cuenta de Twitter también tenga algo que ver, así que ya de paso os recomiendo encarecidamente que le sigáis y le mandéis croquetas: @JRhodesPianist

Pero vayamos a lo que nos ocupa en esta reseña, su libro: Instrumental. Memorias de música, medicina y locura. Se trata de un texto autobiográfico en el que se sirve de la música clásica para acompañar e ir desgranando las diferentes etapas de su vida. Quedáis avisados en la misma contraportada, los temas que aparecen en estas páginas no son fáciles de leer ni de digerir pero si os atrevéis a comenzar las primeras frases y os dejáis llevar por la melodía lo más seguro que os encontréis atrapados en una historia desgarradora y llena de emociones de todo tipo que, menos mal, desemboca en un "final" esperanzador.

El libro está estructurado en capítulos que van narrando los diferentes acontecimientos que fueron jodiendo la infancia de James y que irá avanzando de un modo totalmente auto-destructivo mientras trata de lidiar como puede con las terribles secuelas que inevitablemente deja algo tan horrible como una violación infantil. Como digo, hay cierto punto de inflexión que arroja un rayo de luz sobre el horizonte y nos demuestra la importancia de contar estas historias y de hablar sin tapujos para que no vuelvan a sucederle a nadie nunca más.

Cada capítulo lleva por título un tema musical asociado, relacionado de alguna manera con el contenido del mismo y del que el autor siempre nos cuenta alguna curiosidad o anécdota, lo que constituye un buen repaso por la historia y las peculiaridades de estos grandes temas de la música clásica que, de un modo u otro han sido importantes para el autor y ha creído oportuno compartir con el resto del mundo. Bach, Beethoven, Rajmáninov, Schubert, Mozart o Chopin entre otros, se van sucediendo y van aportando su magia curativa en forma de notas musicales y van dándole forma a esta historia de supervivencia.

No es necesario que te guste especialmente la música clásica para adentrarte en esta historia, ni siquiera es necesario que conozcas demasiado al autor, es más, está en parte enfocada como acercamiento para aquellos que desconocen este mundo y estén dispuestos a escuchar algo distinto. Esta obra tiene dos vertientes que no funcionarían la una sin la otra, por un lado la vida de James y su dura historia y por otro la música que le salvó. Te puede interesar más una parte que la otra pero es imposible e impensable tratar de separarlas.

Si os soy sincera, no soy mucho de música clásica y la verdad es que me topé con este libro un poco por casualidad pero debo decir que he escuchado la playlist que propone y he tenido muy buenos momentos. También comencé a leer con un poco de miedo por los horrores que podría encontrar pero debo admitir que aunque sí, los hay, la partes buenas hacen del conjunto un libro único que recordaré con cariño. Es una lectura difícil de recomendar pues hay que tener muy presente sobre qué vamos a leer si decidimos darle una oportunidad, si lo hacéis, no os dejará indiferentes y con suerte sabréis extraer lo bueno de la vida y de la música y tal vez incluso nos sirva a todos para vivir un poquito más felices.

Título original: Instrumental. A Memoir of Madness, Medication and Music
James Rhodes
Autor: James Rhodes
Editorial: Blackie Books
Traductor: Ismael Attrache
Ilustrador de cubierta: David de las Heras
Año de publicación: 2014, 2015 en España
Número de páginas: 279
ISBN: 9788416290437

martes, 26 de junio de 2018

Reseña cómic: Wonder Woman [Brian Azzarello & Cliff Chiang]




"Diana Prince descubre la verdad sobre su origen en una historia demoledora que enraíza con la mitología griega y que sumerge a la heroína en las disputas sucesorias del panteón olímpico. El trono de Zeus ha quedado vacante y Hera se ha propuesto ocuparlo. En su camino, Wonder Woman se alza como un auténtico obstáculo. Y, junto a ella, un puñado de personajes inolvidables encabezados por la mortal Zola y el inmortal Hermes, seguidos por deidades como Hades, Poseidón o el temible Primogénito."

Siempre me ha llamado la atención Wonder Woman como personaje pero no fue hasta hace cosa de un año que comencé a leer algún cómic de la superheroína por excelencia. Ya os hablé de La leyenda de Wonder Woman y de lo mucho que me gustó pero quizá no mencioné el apetito que se me abrió de más Diana de Themyscira. La combinación surgida de un nuevo relanzamiento del personaje con unas portadas especialmente llamativas fue el aperitivo ideal para hacerme picar. Así que me acerqué a mi biblioteca de cómics favorita y me traje para casa los 9 tomos de la etapa Azzarello-Chiang que hoy nos ocupa. Comprenden los números del 1 al 35 estadounidenses y también ha sido recopilada en 6 tomos de tapa dura.


La historia comienza con Zola, una mortal que lleva en su vientre al hijo de Zeus, misteriosamente desaparecido. Esto enfurece especialmente a Hera, que tratará de acabar con la vida de la chica y el futuro bastardo, y aquí es donde entra en escena Diana, princesa de las amazonas, que hará todo lo que esté en su mano para salvar a Zola y ya de paso arreglar el caos en el que se ha sumido el Olimpo. Un punto de partida que arranca con fuerza y promete muchas emociones con enredos dignos de tragedias griegas implicando a lo mejorcito del panteón de deidades que se disputan un trono vacío.


El guion de esta serie es seguramente la parte más potente y el responsable de ello es Brian Azzarello, autor de sobras conocido por obras como 100 Balas o Batman: Broken City. La historia que desarrolla no decae en ningún número y la variedad y calidad de los personajes que rondan las páginas del cómic es enorme. La combinación de los caracteres de los dioses, tan pagados de sí mismos, con la humanidad de Zola y con los matices de Diana, que trata de encontrar su verdadero lugar en el mundo tras un revelador descubrimiento sobre su origen, consigue dotar a todo el conjunto de una gran riqueza y profundidad. No faltan las sorpresas, ni los giros inesperados, ni los cambios de bandos, siempre manteniendo la coherencia narrativa y la fidelidad a la esencia de cada uno de los personajes. Es una historia que se va tejiendo viñeta a viñeta hasta desembocar en un desenlace tan apoteósico como emotivo.


A cargo de los lápices encontramos a Cliff Chiang (con permiso de Tony Akins y Goran Sudzuka, que mantienen el tipo a la perfección en algunos números en ausencia de Chiang) y esta es la parte que más llamó mi atención, que me hizo comenzar a leer y que me mantuvo maravillada página tras página. Las portadas de cada uno de los números son espectaculares y el interior cumple las expectativas creadas por la cubierta. El tipo de dibujo se sale bastante de lo habitual en cómics de superhéroes y seguramente por eso me ha gustado tanto. Los trazos son gruesos y las expresiones contundentes. Wonder Woman tiene una figura fuerte que mantiene la feminidad sin necesidad de forzar posturas absurdas. Las secuencias de lucha se narran con agilidad, jugando con los espacios, los colores y las viñetas para no perder en ningún momento la atención del lector. El color se adapta en todo momento al tono de la historia y proporciona una experiencia lectora más envolvente. Además, el diseño de los personajes, especialmente de los diferentes dioses, es totalmente novedoso y me parece un gran acierto que la apariencia de cada uno de ellos se adapte a la perfección a aquello que representan.


Resumiendo, estamos ante una serie que supone el punto de partida perfecto para cualquiera que quiera iniciarse con el personaje de Wonder Woman pues parte de cero y además la aventura en la que se ve inmersa la protagonista es de dimensiones épicas. Por esto mismo, se trata de una etapa ideal y que no deberían dejar pasar aquellos que ya la conozcan un poco más. Una historia de superhéroes, con uno de los vértices de la Trinidad de DC, con montones de mitología griega, grandes dosis de acción y esa esencia verdadera que hacen de Diana la gran superheroína que es. Absolutamente recomendable.

Brian Azzarello y Cliff Chiang
Título original: Wonder Woman
Serie: Nuevo Universo DC
Guion: Brian Azzarello
Dibujo: Cliff Chiang
Editorial: ECC Ediciones
Año de publicación: 2011-2014 (2012-2015 en España)
Número de tomos: 9
Número de páginas: 96 por tomo (excepto el último, 112)

jueves, 10 de mayo de 2018

Reseña: Fahrenheit 451 [Ray Bradbury]

"Fahrenheit 451: la temperatura a la que el papel se enciende y arde. 
Guy Montag es un bombero y el trabajo de un bombero es quemar libros, que están prohibidos porque son causa de discordia y sufrimiento. El Sabueso Mecánico del Departamento de Incendios, armado con una letal inyección hipodérmica, escoltado por helicópteros, está preparado para rastrear a los disidentes que aún conservan y leen libros. 
Como 1984, de George Orwell, como Un mundo feliz, de Aldous Huxley, Fahrenheit 451 describe una civilización occidental esclavizada por los medios, los tranquilizantes y el conformismo. 
La visión de Bradbury es asombrosamente profética: pantallas de televisión que ocupan paredes y exhiben folletines interactivos; avenidas donde los coches corren a 150 kilómetros por hora persiguiendo a peatones; una población que no escucha otra cosa que una insípida corriente de música y noticias transmitidas por unos diminutos auriculares insertados en las orejas. 
"Fahrenheit 451 es el más convincente de todos los infiernos conformistas".


Era un placer quemar.
Era un placer especial ver cosas devoradas, ver cosas ennegrecidas y cambiadas. Empuñando la embocadura de bronce, esgrimiendo la gran pitón que escupía queroseno venenoso sobre el mundo, sintió que la sangre le golpeaba las sienes, y que las manos, como las de un sorprendente director que ejecuta las sinfonías del fuego y los incendios, revelaban los harapos y las ruinas carbonizadas de la historia.

Con estas palabras prende la chispa de una novela de sobras conocida por los amantes de la ciencia ficción clásica y que nos cuenta la historia de Guy Montag, un bombero que siempre había llevado una vida sosegada, sin sorpresas, sin salirse del patrón, hasta que algo en el ambiente que le rodea comienza a cambiar. Un aroma en el viento, unas gotas de lluvia, unas palabras susurradas... ¿eres feliz? Cuando no sabes qué contestar a una pregunta tan sencilla como esa, quizá ha llegado el momento de empezar a pensar en la respuesta.

Ray Bradbury, como gran maestro del relato corto que fue, usa un estilo muy ágil y directo, centrándose en lo esencial y golpeando al lector con frases cada vez más contundentes. No se anda por las ramas con descripciones innecesarias y, sin embargo, el mundo que nos muestra está tan bien detallado que resulta muy sencillo, incluso escalofriante, imaginarse viviendo en él. Velocidad e impacto son los rasgos primordiales de esta obra, como el bombardeo constante de la llamativa publicidad cargada de estridentes colores y sonidos que aturde a nuestros protagonistas. Con cambios de escena repentinos y emociones viscerales que nos sacuden por dentro y nos animan a seguir avanzando en esta endiablada persecución, corriendo en pos del ansiado desenlace y con la agonía de querer saber, de alcanzar el conocimiento que nos han negado.

Se trata de una novela corta, de apenas unas 200 páginas, estructurada en tres grandes capítulos. La lectura es muy fluida y se avanza por las páginas con rapidez, pero no os dejéis engañar por tanta inmediatez, se trata de una historia para nada volátil, las ascuas y cenizas se irán depositando lentamente en la piel del lector hasta envolverlo por completo en ese incómodo ardor que nos ha provocado el estallido de llamas, fuego y palabras abrasadas.

Los libros, la sabiduría que guardan, y, por consiguiente, la experiencia lectora que tanto nos gusta a quienes disfrutamos de la lectura por placer, son los verdaderos protagonistas de esta historia de represión, lucha y rebelión, más a nivel personal que de sociedad. Indispensable para cualquier amante de los libros. Imposible no angustiarse por el aciago destino de nuestros queridos amigos de papel. Imprescindible el mensaje final que transmite, pues un libro no es más que un montón inservible de celulosa si no hay unos ojos detrás que le arrebaten sus secretos.

Nos encontramos en Fahrenheit 451 una reflexión sobre la cultura y el pensamiento idónea en cualquier época, aplicable a cualquier tiempo y sociedad, pero sospechosamente parecida a la actual. Es asombroso pensar que esta novela fue escrita en 1953 y darse cuenta de lo vigente que está hoy en día el futuro que nos describe. ¿Es ahí hacia donde nos dirigimos como sociedad? ¿Está en nuestras manos ponerle freno a esta deriva intelectual? Puede que no exista una sola respuesta clara a estas preguntas pero, de haberla, seguramente la encontraremos en los libros.

Ray Bradbury
Título original: Fahrenheit 451
Autor: Ray Bradbury
Editorial: Minotauro
Año de publicación: 1953
Número de páginas: 220
ISBN: 9788445076415

jueves, 15 de marzo de 2018

Reseña: Frida Kahlo. Una biografía [María Hesse]


"Frida Kahlo fue algo más que dolor y angustia. Quiso ser fiel a su arrolladora personalidad y se convirtió en una artista llena de vida. Su pintura es sangre y sufrimiento, pero también fiesta y color. Fue una luchadora que decidió ponerse el mundo por montera, una mujer apasionada que no se conformó con estar a la sombra de su gram amor, el pintor Diego Rivera, y peleó por alcanzar cada uno de sus sueños. Frida decidió vivir con intensidad tanto las desgracias como las alegrías que le deparó la existencia. En ese empeño radicó su fuerza.
Inspirado en las vivencias de la icónica pintora mexicana, este libro ofrece un hermoso paseo ilustrado por su vida y su obra."

¿Queda por ahí algún despistado que no sepa quién fue Frida Kahlo? ¿Os suena ese moño trenzado con flores que corona esa omnipresente ceja que a su vez enmarca esa penetrante mirada que preside esa hermosa cara morena? Sí, ¿verdad? Pasa algo curioso con algunas celebridades que con el paso de los años terminan convirtiéndose en iconos por su particular estética y su imagen es utilizada constantemente en moda e incluso en artículos de merchandising. Marylin Monroe o Audrey Hepburn son las primeras que me vienen a la cabeza y me da la sensación de que últimamente Frida Kahlo se ha unido a este club de los iconos de moda. Así que más o menos todos tenemos en mente la imagen de Frida pero, ¿qué sabemos realmente sobre ella? Esta preciosa biografía ilustrada que nos presenta María Hesse nos irá de perlas para acercarnos a conocer la vida y la obra de esta famosísima pintora mexicana.

"Frida Kahlo Una biografía" nos cuenta en primera persona, como si fuera la propia Frida quien nos hablara, cómo fue la vida de la pintora, desde su nacimiento hasta su muerte, sin dejar en el tintero ninguno de esos dolorosos episodios que forjaron el carácter de esta singular mujer. Además, intercala fragmentos que escribió Frida y que aportan mayor perspectiva a los hechos contados. Está estructurada en capítulos, ordenando así las diferentes etapas de su vida y consiguiendo que la lectura sea muy amena pues nos va sirviendo pequeñas minidosis muy sencillas de devorar que nos dejan con apetito para seguir leyendo.


Pero no nos olvidemos que no estamos ante una biografía cualquiera, lo que tenemos entre manos es una biografía ilustrada y como tal, las fantásticas ilustraciones de María Hesse toman el protagonismo y nos acompañan por este viaje junto a Frida. Tan sólo la portada es ya una muy buena carta de presentación pero es que el interior es una maravilla. Debo avisaros de antemano, no os dejéis engañar por el estilo naif que hace de este libro un ejemplar adorable, la vida de Frida estuvo llena de dolor y de dolor están cargadas las ilustraciones. Hay escenas realmente angustiosas y me sorprendió la finura con que la ilustradora consigue darle esa dualidad de transmitir una sensación de amargura con la elegancia de un dibujo bonito. Sin embargo, pese a todas las desgracias que le tocó vivir, Frida estaba llena de alegría y de color y eso destaca en esta obra, ya que hay un gran contraste de las siluetas negras sobre blanco con la viveza de las partes coloreadas que la artista ha decidido destacar en cada momento.

Hay muchas biografías de Frida Kahlo y se ha escrito y contado ya mucho sobre ella y sobre su obra pero parece ser que siempre hay hueco para una más. Si queréis una nueva visión o queréis acercaros a ella por primera vez, este libro ilustrado es muy buena opción por lo ameno de su lectura, por lo completo de la vida y obra descritas y por el arte que acompaña la historia de una gran artista.


"Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior."

"Pies para qué os quiero si tengo alas para volar."


María Hesse
Título original: Frida Kahlo. Una biografía
Autor: María Hesse
Editorial: Lumen
Año de publicación: 2016
Número de páginas: 150
ISBN: 9788426403438

jueves, 8 de marzo de 2018

Reseña: Frankenstein [Mary Shelley]


"Los famosos poetas lord Byron y Percy B.Shelley, junto a sus jóvenes amantes, se entregaron a un juego literario que consistía en idear el cuento más espantoso que se pudiera imaginar. Ninguno de los presentes logró completar un buen relato… salvo la joven amante de Shelley; aquella noche concibió una historia aterradora y maravillosa: Frankenstein. Desde su publicación asombró al mundo y en pocos años adquirió la categoría de «mito moderno». A caballo entre la novela gótica y el relato filosófico, la historia del soberbio científico y su monstruosa creación ha apasionado a varias generaciones de lectores."

El pasado uno de enero se cumplieron doscientos años de la publicación de "Frankenstein, o el moderno Prometeo" de Mary Shelley. Concebida como una historia de terror «que consiguiera que el lector tuviera pavor a mirar a su alrededor, que le helara la sangre y que acelerara los latidos de su corazón», esta obra se considera la primera novela de ciencia ficción de la historia. Adaptada y reinventada hasta la saciedad, el texto original de Mary Shelley ha soportado perfectamente el paso de los siglos y no quería dejar pasar esta efemérides sin animarme a leer este clásico de la literatura universal.

"Frankenstein, o el moderno Prometeo" nos cuenta la historia de Viktor Frankenstein, desde sus orígenes hasta su declive final, pasando por la creación del monstruo. La idea principal que nos plantea es: ¿Quién es el verdadero monstruo?, o incluso ¿Los monstruos nacen o se hacen?

Imagen de la película de 1931
Tenemos dos claros protagonistas en la novela, por un lado la "criatura diabólica" surgida del laboratorio de Viktor Frankenstein y por otro lado, el propio creador de tal engendro. ¿Cuál de los dos es el verdadero culpable en esta historia? ¿En qué momento se corrompieron sus almas? Podría decirse que fueron la venganza y el resentimiento en el caso de la criatura y tal vez el miedo (cargado de ambición, obsesión y secretismo) en el caso del creador los que decantaron la balanza hacia el lado del mal. ¿O acaso tenemos dos tipos de monstruos, el que se convierte por los reveses de la vida y el que lo es por naturaleza? De lo que no queda duda tras leer esta obra es que es el sufrimiento, el rechazo y la pérdida de seres queridos lo que va moldeando los caracteres de las personas. Si hay un mensaje bien claro que nos transmite la autora de esta novela es que las apariencias engañan, que no hay que dejarse llevar por las primeras impresiones y que todas las criaturas de este mundo merecen un poco de amor y comprensión.

La narración de la autora sigue el estilo formal de la época en la manera de presentar los hechos. Abundan las referencias a la naturaleza y suelen usarse los cambios de estaciones como medida del paso del tiempo. Los sentimientos e incluso las enfermedades de los personajes se reflejan en el entorno natural que les rodea (sol, lluvia, pájaros, nieve, árboles en flor...) y las descripciones paisajísticas de algunos lugares, como los Alpes, son absolutamente espectaculares. El ritmo y el argumento tienen algunos altibajos. Hay ciertos momentos en que no sabes por donde te está llevando la autora y, en cambio, hay otros en que se ve de lejos su objetivo narrativo. Con todo, se puede disfrutar sin problemas de la lectura.


"¡Despiadado creador! Me has dado sentimientos y pasiones, pero me has abandonado al desprecio y al asco de la humanidad."

"Yo era afectuoso y bueno; la desgracia me ha convertido en un demonio. Hazme nuevamente feliz y volveré a ser virtuoso."

"Las estrellas brillaban en el cielo, como burlándose."

"Pero ahora soy un árbol quemado, el rayo me ha llegado al corazón y al sentirla sentí también que solo sobreviviría para mostrar lo que pronto dejaré de ser: un desgraciado, digno de la compasión de los demás e intolerable para mí."


Leída con doscientos años de distancia quizá no sea la mejor obra literaria de la historia pero teniendo en cuenta la época, las circunstancias de la escritora, el mensaje contenido, el recurso literario empleado para transmitirlo y, aún más, sabiendo que el objetivo era crear "tan solo" una historia gótica de terror, el valor añadido es incalculable. Un clásico que impactó a los lectores de hace dos siglos y que sigue leyéndose y disfrutándose por los lectores de hoy.

Mary Shelley
Título original: Frankenstein, or the Modern Prometheus
Autor: Mary Shelley
Traductor: José C Vales
Editorial: Austral
Año de publicación: 1818, 2015 esta edición
Número de páginas: 304
ISBN: 9788467045970