miércoles, 4 de agosto de 2010

Wicked. Memorias de una bruja mala.


“En un pueblo de pescadores de Munchkinland nace la primera hija de Melena. Su marido no puede estar con ella porque ha llegado al pueblo un teatro de títeres cuyos espectáculos irreverentes están haciendo estragos en la comunidad. La recién nacida se llama Elphaba, tiene la piel verde y unos dientes de tiburón con los que arranca los dedos de la comadrona.
Diez años después de su publicación en estados Unidos y con más de un millón de ejemplares vendidos, Wicked. Memorias de una bruja mala se ha convertido ya en un clásico de la fantasía contemporánea. En él se dibuja un mundo rico y lleno de vida donde los animales hablan y luchan por ser respetados como ciudadanos de primera clase y donde una ingeniosa, irritable y poco comprendida niñita de piel verde pone en tela de juicio la preconcebida naturaleza del bien y del mal hasta convertirse en la Malvada Bruja del Oeste. Pero no es cosa fácil ser la mala del cuento…”



Gregory Maguire nos cuenta en su primera novela para adultos la historia nunca contada sobre la Malvada Bruja del Oeste del Mago de Oz. Nos presenta a su familia y recorremos el mundo de Oz con Elphaba desde su nacimiento hasta su muerte.

Elphaba no es una niña normal, para empezar es de color verde, es retraída, algo cínica, inteligente y rehuye el contacto humano (por no hablar de cómo evita el agua). Sus padres no terminan de aceptarla y la crían como buenamente pueden (nadie es perfecto). A medida que se va haciendo mayor se convierte en un miembro más del mundo de Oz y vemos como poco a poco, tras una serie de acontecimientos y decisiones se va convirtiendo en el personaje por el que la conocemos. Se trata de una lenta evolución, tal vez las circunstancias que la rodearon la convirtieron en la Malvada Bruja del Oeste, tal vez lo hubiera sido también de haber crecido en un ambiente más amable… El caso es que la historia comienza siendo “Memorias de una chica verde” para terminar siendo “La chica verde es una bruja mala”.

El fantástico mundo de Oz que creó Lyman Frank Baum en 1900 se convierte en Wicked en un reflejo de nuestro propio mundo. Con tintes fantásticos y los elementos propios de Oz se nos muestran los entresijos de un país dominado por un tirano, las diferencias interraciales de sus habitantes, los conflictos entre personas y Animales, la lucha por los derechos de todos sus ciudadanos, las maquinaciones y complots de ambos bandos… Toda una crítica social y política disfrazada de cuento de magia.

Es una lectura interesante, tal vez algo espesa en algunos puntos debido a la complejidad de Oz pero aún así muy recomendable. Consigue mantenerte atento a los pasos de Elphaba y consigue que ames y odies a ciertos personajes. Glinda se lleva el honor de ser amada y odiada a partes iguales y al mismo tiempo.
Al igual que todos nosotros, los personajes que acompañan a la protagonista, crecen y cambian, cometen errores y aciertos tratando de sobrevivir y ser felices en el mundo que les ha tocado.

Lo califican como el referente de fantasía para adultos y lo cierto es que ha tenido un gran impacto en la fantasía contemporánea. El musical de Broadway “Wicked” habla por sí solo.


Título original: Wicked: The Life and Times of the Wicked Witch of the West
Año de publicación: 1995; 2007 en España (traducción de Claudia Conde)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me gustan los comentarios, es más, me alegran el día. Pero, por favor, siempre desde el respeto y que estén relacionados con el contenido de la entrada en cuestión. Para cualquier otra cosa o para pedirme que me pase por vuestros blogs podéis usar el email (annikachocoink@gmail.com).
Así que, comentad sin miedo, espero vuestras opiniones!