domingo, 24 de mayo de 2009

Un tipo encantador


Libro nuevo de Marian Keyes, ¡sí! ¡Sale un hombre en la portada! Eso es nuevo, y trata de “Un tipo encantador” Mmmm… ¿de qué irá? me pregunto.
Leo la contraportada. ¡Aahh! Las protagonistas son cuatro mujeres relacionadas de algún modo con ese tipo encantador. Ya decía yo… Todos los libros de Marian Keyes tienen como denominador común mujeres treintañeras protagonistas y éste no podía ser menos.

En esta última novela, Keyes nos cuenta la historia a través de las subtramas de cada una de estas cuatro mujeres. En principio no tienen nada en común pero iremos descubriendo que todas comparten un pasado doloroso.

Empieza con las reacciones de las cuatro mujeres a un titular que aparece una mañana en los periódicos: “Paddy de Courcy se casa”. A partir de ahí vemos cómo afecta la noticia a cada una de ellas y qué es lo que las relaciona.

Cada mujer tiene un estilo diferente y tienen personalidades muy dispares. Para enfatizarlo cada una tiene un tipo de letra y un modo de narración distinto.
Lola nos lo cuenta en versión diario, con comentarios divertidísimos. Grace nos lo cuenta en narración en primera persona y parece la más sensata de todas, la mujer fuerte y decidida. Marnie nos lo cuenta en tercera persona y es, de lejos, la más depresiva. Es bastante agobiante al principio pero hacia el final logras comprenderla y la aprecias. Alicia nos lo cuenta también en tercera persona aunque es la que menos espacio tiene y no llegamos a conocerla del todo, aún así, es fácil sentir lástima por ella.

A medida que vamos sabiendo más cosas sobre la historia personal de cada una vemos como van evolucionando a lo largo de los meses que transcurren. Cada una tiene su forma de afrontar los acontecimientos. Lola huye del ajetreo de Dublín y se refugia en un pequeño pueblo costero con unos habitantes de lo más divertidos y peculiares. Grace, sin embargo, se vuelca en su profesión de periodista para ahondar en el asunto. Marnie recurre al vodka como única vía de escape. Cabe destacar la maestría con que se trata el tema del alcoholismo. De hecho, el libro toca con mucho acierto temas muy actuales como el transformismo, la violencia de género, el cáncer o la infidelidad.

Pero lo más destacable de todo es el final realista. Ni excesivamente crudo ni excesivamente edulcorado. Tiene el punto justo de desquite y superación quedándose en la realidad injusta en la que vivimos.

Como siempre, otro gran libro de Marian Keyes. Tocando temas cada vez más complicados y logrando cada vez mejor acercarnos a sus personajes para que nos involucremos en la historia.
Si te gusta Marian Keyes, es lectura obligatoria. Si aún no la conoces, es un buen momento para empezar. En mi opinión, uno de los mejores de esta autora.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me gustan los comentarios, es más, me alegran el día. Pero, por favor, siempre desde el respeto y que estén relacionados con el contenido de la entrada en cuestión. Para cualquier otra cosa o para pedirme que me pase por vuestros blogs podéis usar el email (annikachocoink@gmail.com).
Así que, comentad sin miedo, espero vuestras opiniones!