jueves, 8 de marzo de 2018

Reseña: Frankenstein [Mary Shelley]


"Los famosos poetas lord Byron y Percy B.Shelley, junto a sus jóvenes amantes, se entregaron a un juego literario que consistía en idear el cuento más espantoso que se pudiera imaginar. Ninguno de los presentes logró completar un buen relato… salvo la joven amante de Shelley; aquella noche concibió una historia aterradora y maravillosa: Frankenstein. Desde su publicación asombró al mundo y en pocos años adquirió la categoría de «mito moderno». A caballo entre la novela gótica y el relato filosófico, la historia del soberbio científico y su monstruosa creación ha apasionado a varias generaciones de lectores."

El pasado uno de enero se cumplieron doscientos años de la publicación de "Frankenstein, o el moderno Prometeo" de Mary Shelley. Concebida como una historia de terror «que consiguiera que el lector tuviera pavor a mirar a su alrededor, que le helara la sangre y que acelerara los latidos de su corazón», esta obra se considera la primera novela de ciencia ficción de la historia. Adaptada y reinventada hasta la saciedad, el texto original de Mary Shelley ha soportado perfectamente el paso de los siglos y no quería dejar pasar esta efemérides sin animarme a leer este clásico de la literatura universal.

"Frankenstein, o el moderno Prometeo" nos cuenta la historia de Viktor Frankenstein, desde sus orígenes hasta su declive final, pasando por la creación del monstruo. La idea principal que nos plantea es: ¿Quién es el verdadero monstruo?, o incluso ¿Los monstruos nacen o se hacen?

Imagen de la película de 1931
Tenemos dos claros protagonistas en la novela, por un lado la "criatura diabólica" surgida del laboratorio de Viktor Frankenstein y por otro lado, el propio creador de tal engendro. ¿Cuál de los dos es el verdadero culpable en esta historia? ¿En qué momento se corrompieron sus almas? Podría decirse que fueron la venganza y el resentimiento en el caso de la criatura y tal vez el miedo (cargado de ambición, obsesión y secretismo) en el caso del creador los que decantaron la balanza hacia el lado del mal. ¿O acaso tenemos dos tipos de monstruos, el que se convierte por los reveses de la vida y el que lo es por naturaleza? De lo que no queda duda tras leer esta obra es que es el sufrimiento, el rechazo y la pérdida de seres queridos lo que va moldeando los caracteres de las personas. Si hay un mensaje bien claro que nos transmite la autora de esta novela es que las apariencias engañan, que no hay que dejarse llevar por las primeras impresiones y que todas las criaturas de este mundo merecen un poco de amor y comprensión.

La narración de la autora sigue el estilo formal de la época en la manera de presentar los hechos. Abundan las referencias a la naturaleza y suelen usarse los cambios de estaciones como medida del paso del tiempo. Los sentimientos e incluso las enfermedades de los personajes se reflejan en el entorno natural que les rodea (sol, lluvia, pájaros, nieve, árboles en flor...) y las descripciones paisajísticas de algunos lugares, como los Alpes, son absolutamente espectaculares. El ritmo y el argumento tienen algunos altibajos. Hay ciertos momentos en que no sabes por donde te está llevando la autora y, en cambio, hay otros en que se ve de lejos su objetivo narrativo. Con todo, se puede disfrutar sin problemas de la lectura.


"¡Despiadado creador! Me has dado sentimientos y pasiones, pero me has abandonado al desprecio y al asco de la humanidad."

"Yo era afectuoso y bueno; la desgracia me ha convertido en un demonio. Hazme nuevamente feliz y volveré a ser virtuoso."

"Las estrellas brillaban en el cielo, como burlándose."

"Pero ahora soy un árbol quemado, el rayo me ha llegado al corazón y al sentirla sentí también que solo sobreviviría para mostrar lo que pronto dejaré de ser: un desgraciado, digno de la compasión de los demás e intolerable para mí."


Leída con doscientos años de distancia quizá no sea la mejor obra literaria de la historia pero teniendo en cuenta la época, las circunstancias de la escritora, el mensaje contenido, el recurso literario empleado para transmitirlo y, aún más, sabiendo que el objetivo era crear "tan solo" una historia gótica de terror, el valor añadido es incalculable. Un clásico que impactó a los lectores de hace dos siglos y que sigue leyéndose y disfrutándose por los lectores de hoy.

Mary Shelley
Título original: Frankenstein, or the Modern Prometheus
Autor: Mary Shelley
Traductor: José C Vales
Editorial: Austral
Año de publicación: 1818, 2015 esta edición
Número de páginas: 304
ISBN: 9788467045970

0 comentarios:

Publicar un comentario

Me gustan los comentarios, es más, me alegran el día. Pero, por favor, siempre desde el respeto y que estén relacionados con el contenido de la entrada en cuestión. Para cualquier otra cosa o para pedirme que me pase por vuestros blogs podéis usar el email (annikachocoink@gmail.com).
Así que, comentad sin miedo, espero vuestras opiniones!