lunes, 18 de julio de 2011

Blanca como la nieve, roja como la sangre

"Entre mensajes de móvil, deberes, pósters, canciones, partidos, motos, miradas y sonrisas se encuentra Leo, un joven inmerso en el torbellino de la adolescencia. Leo tiene un enemigo: el color blanco. Porque para Leo todas las emociones tienen un color, y el blanco es la ausencia, la soledad y la pérdida. El azul es el color de la amistad y el de los ojos de Silvia, su mejor amiga, leal y serena, su apoyo constante. El rojo, en cambio, es el color del amor, de la pasión, de la sangre: rojo es el color de los cabellos de Beatrice.
Cuando Leo descubre que Beatrice está enferma y que su enfermedad está relacionada con ese blanco que tanto le asusta, deberá buscar en su interior, sangrar y renacer para entender que los sueños no tienen fin y que siempre hay que encontrar el coraje para creer en algo más grande."


Escrito estilo diario, Leo nos cuenta su día a día, sus pensamientos y emociones. Con capítulos cortos y muy ágiles de leer vamos avanzando en esta pequeña historia con él y Niko, su colega de siempre; Silvia, su mejor amiga; el Soñador, el nuevo profesor que le hará pensar más allá de lo habitual y, por último, Beatrice, la chica de la que está enamorado en secreto. 
La novela sigue la evolución de Leo a través de los sucesos que le harán replantearse su vida, que le abrirán nuevos interrogantes y le harán ver el mundo de otro modo. El camino hacia la madurez.

La trama es sencilla y terriblemente predecible pero lo compensa con la facilidad de lectura y el encanto de muchas de sus frases y reflexiones. El juego con los colores es bastante acertado ya que, al igual que Leo, terminan evolucionando y mezclándose: el amor no es solo rojo y el blanco no tiene porqué ser terrorífico, siempre que cada uno se llene de matices.  

El autor, Alessandro D'Avenia, (profesor de instituto) ha sabido captar bien a los adolescentes con ese lenguaje desenfadado y cotidiano usado para canalizar el enorme torbellino cambiante de emociones, tan pronto en la cima del mundo como hundido en la más profunda miseria. 

Se tocan temas como la muerte, el amor, la amistad y la existencia o no de un dios, siendo este último el que menos me ha gustado (tal vez por haber vivido de cerca los colegios religiosos, como al que asiste Leo, esa reflexión la tengo demasiado oída). Sin embargo, tiene puntos con pensamientos muy buenos expresados siempre con bonitas palabras para formar frases que embelesan e incitan a ser releídas.

Una lectura ligera, sin demasiadas pretensiones, que deja buen sabor de boca. Ideal para desconectar la mente del trabajo o de otras lecturas más densas en estos calurosos meses veraniegos. La recomendaría sobre todo a adolescentes y a los ya más creciditos que aún no hayan olvidado esos años de su vida, ya que, seguramente, se sentirán más identificados con la manera de pensar del protagonista.

Título original: Bianca come il latte, rossa como il sangue.
Año de publicación: 2010.

6 comentarios:

  1. Tiene buena pinta, me la anoto pero para cuando vaya despejando mi lista de pendientes
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Había leído varias reseñas malas pero la tuya me ha hecho que me lo repiense ^^ Puede que le de una oportunidad

    BESOS!

    ResponderEliminar
  3. A mi no me gustó nada esta novela, ni siquiera pude terinarla.
    Leo me pareció bastante infantil en su vocabulario y comportamiento y el resto de la historia bastante mala...

    No sé, he visto muy buenas reseñas como la tuya pero yo no logré sacarle nada positivo a la novela.

    Un beso
    Dácil

    ResponderEliminar
  4. Un día lo leí un par de páginas... y lo poco que leí me gustó. Aunque reconozco que yo no le hago ascos a ningún libro y a ningún género. Tocará leerlo. :D

    ResponderEliminar
  5. He leído comentarios de todo tipo, desde los que dicen que está bien hasta los que lo ponen fatal, a mi me apetece probarlo, he visto que es un libro finito y además ya está en bolsillo, así que seguro que acabaré comprándolo. Bsos

    ResponderEliminar
  6. A mi me gustó, pero tampoco es una súper obra, te entretiene y tiene algunos puntos buenos pero... no sé, no me terminó de llegar :D jaja
    Te pasas por mi blog? es nuevo y nos gustaría que te pasaras y nos ayudaras a crecer un poquito :D te esperamos un saludo

    ResponderEliminar

Me gustan los comentarios, es más, me alegran el día. Pero, por favor, siempre desde el respeto y que estén relacionados con el contenido de la entrada en cuestión. Para cualquier otra cosa o para pedirme que me pase por vuestros blogs podéis usar el email (annikachocoink@gmail.com).
Así que, comentad sin miedo, espero vuestras opiniones!