domingo, 13 de diciembre de 2009

El laberinto de la rosa


Bonita portada, ¿no? Pues no os dejéis engañar porque la cubierta del libro no se corresponde para nada con su contenido. La editorial se ha currado una portada y una encuadernación muy llamativa, sin duda con la intención de vender muchos ejemplares (lo cual se entiende, es su trabajo) el problema está en que engaña mucho. Uno lee el texto de la contraportada, se fija en los símbolos y frases de la doble cubierta, ve las copias de pergaminos que se adjuntan y cree que está frente a un libro interesante con enigmas que tendrá que resolver y que le atraparán hasta desentrañar el misterio. Pues no, nada de eso.

El laberinto de la rosa es la primera novela de Titania Hardie. Pretende ser un thriller con misterios de siglos pasados que resolver. He aquí la contraportada:

"Un simple pergamino y una llave de plata.
Un secreto transmitido de generación en generación.
Un misterio a la espera de ser desvelado.

Will recorre Europa en su intento de desentrañar el legado de su madre mientras Lucy aguarda en una clínica londinense para someterse a un trasplante de corazón. Esa búsqueda establecerá entre ellos un vínculo indisoluble, pero no es seguro que Will encuentre las respuestas que persigue a tiempo, ya que él no es el único que pretende averiguar la verdad de... el laberinto de la rosa."

Suena atractivo, ¿no? y más cuando ves que hay "pergaminos" para jugar y resolver misterios.
El libro comienza describiendo a Will. En vez de empezar con un poco de acción para atraer al lector empieza con una detallada descripción. Continúa de una forma similar, con muchas descripciones y un ritmo extremadamente lento. Nos va contando un poco sobre los personajes Will, Lucy, Alex y otros que van apareciendo. Poco a poco vamos viendo como estos personajes van descubriendo cosas acerca de los pergaminos y del hombre al cuál pertenecieron, John Dee, un astrólogo, matemático y consejero de la reina Isabel que vivió en el siglo XVI.

Acción hay muy poca, un par de escenas diría yo. El resto se basa en la historia de amor de los protagonistas (pastelosa a más no poder) y sus conjeturas para descifrar los pergaminos. Además, son todos listísimos y muy cultos, saben de todo y en una semana se han aprendido al dedillo la historia de los siglos XVI y XVII con detalles extraños y poco conocidos sólo con leer libros. Es más, parecen iniciados místicos o algo así porque todo lo descubren sin más, porque lo ven, lo saben o han visto algo en su interior.

En realidad el misterio en sí no he acabado de entenderlo bien después de haber leído el libro (y no creo que sea problema mío). Y si realmente es lo que creo que he entendido es bastante soso.
Los pergaminos que se adjuntan sólo sirven para hacer más llamativa la portada y que den ganas de comprarlo porque a la hora de la verdad son totalmente prescindibles. En ningún momento se menciona qué hacer con ellos, sólo sabes para que son cuando uno de los personajes lo resuelve (pero entonces ya está resuelto, ¿para qué lo quiero yo?) Es más, yo ni siquiera me he molestado en separar las láminas para descubrirlo.

Pero bueno, todo esto aún se podría salvar sino fuera porque el estilo de la autora es pésimo. Como ya he dicho, es extremadamente lento y algo que molesta horrores a lo largo de todo el libro es que intenta crear misterio con un diálogo pero luego te chafa el misterio dándote la explicación. Si quieres crear misterio tienes que dejar algo para la imaginación del lector pero da la sensación de que tiene miedo de que no lo entendamos y lo explica todo.

Otro recurso literario que (quizá es cosa mía) me crispa los nervios es cuando usa expresiones para referirse a los personajes sin repetir sus nombres. Eso está bien para no repetir tantas veces el mismo nombre, lo malo es el abuso que hace de este recurso. Por ejemplo, "la australiana miró al conductor". Esta frase estaría bien si sabemos poco de los personajes, pero resulta que se refiere a los dos personajes principales de los cuales ya lo sabes prácticamente todo. Te tienes que parar a acordarte de que ella nació en Australia y que en ese momento están yendo en coche, no es que Alex sea conductor es que en ese momento iba conduciendo. Y así infinitas veces.

En cuanto a la autora, Titania Hardie nació en Sidney, Australia. Es experta en esoterismo, magia, adivinación y folklore, ha escrito varios libros sobre eso. El laberinto de la rosa es su primera novela (ya se nota).

En mi opinión, la autora ha querido hacer una novela de intriga incluyendo cosas de su especialidad, lo que da un resultado extraño. Creo que ha querido mezclar demasiadas cosas (política, historia, intriga, romance, esoterismo...) y de tanto mezclar se le ha cortado la salsa.

En resumen, ¿recomiendo el libro? Obviamente no. Cada uno es libre de leer lo que le plazca y seguramente habrá quien le guste pero desde luego no ha sido mi caso. No engancha nada y no te provoca el más mínimo interés por conocer el dichoso misterio.

Aquí una foto de la encuadernación: Y aquí una foto de los pergaminos montados, al parecer alguien se entretuvo en hacer el puzzle, yo no llegué a tanto.



3 comentarios:

  1. Eh leido el libro, y concuerdo contigo, pero esto se debe en principio, creo yo porque este libro esta dedicado a lectores adolecentes de 16 a 23 años que recien esta ingresando en el habito de la lectura. Resultando ser un libro muy ingenioso pero para alguien que tiene nociones literarias resulta un poco opaco en su lectura. Yo en lo personal lo comparo con libros como El codigo Da Vinci o Harry Potter, libros vacios pero contructivo a la hora de generar lectores competentes en un principio que deben avanzar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a ver ¿quieres decir que una saga como Harry Potter esta vacia de contenido cuando ha enseñado valores que de otra manera no habriamos aprendido? El codigo Da Vinci es un poco más de misterio que de otra cosa, pero bueno entretenido.Hasta ahi bien es tu opinión, pero me parece un insulto que digas que los adolescentes empezamos a leer a los 16 mira yo llevo toda mi vida leyendo tengo 17 y he leido muchisima literatura en castellano antiguo y en otros idiomas a si que difiero bastante contigo en que por la edad que tengo soy una novata en literatura

      Eliminar
  2. HoLa!

    No es por llevarle la contraria al amigo que escribió el primer comentario, pero... ¡YO TENGO 23 AÑOS! y debo decir que no me pareció nada interesante, no me causo reto como lector y si llego a insultar mi inteligencia en ciertas cosas que ya estaban de más. No se cuantos años tengas Tolku pero quiero decirte que no por ser yo joven no se apreciar un buen libro. Ademas que te parecerá raro pero yo creí que iba dirigido a lectores más adultos y con conocimientos mas especializados en ese tipo de temas ¿no crees?

    Ahora con respecto a tu reseña Annika quiero decirte que me paso lo mismo que a ti, creo que este libro tenía potencial pero que al final la autora hizo un reverendo collage de ideas que al final no cuajaron, dejando una cara de decepción por mi parte. Espero que se de cuenta de su error y que si vuelve a escribirnos (no dudo de su capacidad) nos ofrezca algo realmente que valga la pena.

    Saludos!

    Muy buena reseña :)

    ResponderEliminar

Me gustan los comentarios, es más, me alegran el día. Pero, por favor, siempre desde el respeto y que estén relacionados con el contenido de la entrada en cuestión. Para cualquier otra cosa o para pedirme que me pase por vuestros blogs podéis usar el email (annikachocoink@gmail.com).
Así que, comentad sin miedo, espero vuestras opiniones!