martes, 1 de noviembre de 2011

Crónica de un día en el Salón del Manga de Barcelona

Cada año por estas fechas tenemos una visita muy especial que hacer: ¡el Salón del Manga! Así que salimos de casa ilusionados por todo lo que nos vamos a encontrar allí y nos encaminamos a La Farga de l'Hospitalet, lugar que se despide este año del Salón por haberse quedado pequeño. Compramos la entrada, hacemos la cola (que, menos mal, avanza muy rápido) y entramos en el recinto para encontrarnos con el paraíso de cualquier amante del manga. Montones de stands, cómics, merchandising y demás nos dan la bienvenida.

Stands y mucha gente.

La primera parada es siempre el stand de Ficomic donde solían cambiarte la entrada por un manga de regalo... pero esta vez nos quedamos con las ganas. Un cartel nos anuncia: "ESTE AÑO NO HAY MANGA CON LA ENTRADA". Así que nos retiramos con tristeza (¿será la crisis? nos preguntamos) y seguimos avanzando entre stands observando todo lo que nos rodea, que no es poco.

Comida japonesa.
Montones de peluches.
Un stand repleto de cosas varias.

La oferta es enorme y podemos elegir entre las novedades que acaban de salir al mercado o rebuscar entre los stands para hacernos con alguna edición antigua o colecciones descatalogadas. Mi consejo es que miréis y rebusquéis un poco antes de comprar pues la picaresca del comerciante está siempre presente y puedes toparte con que un mismo producto tiene precios diferentes (incluso el doble o el triple, no exagero) en diferentes paradas.
Tras el paseo por los stands nos abrimos paso entre la muchedumbre para subir al piso de arriba, donde podemos disfrutar de las diversas exposiciones, asistir a talleres, clases magistrales, charlas y probar los videojuegos más novedosos.

Nos enseñan cómo colocarse un kimono.
Exposición de ilustraciones de Victoria Francés.
Exposición de Kimonos.
Exposición sobre Samuráis.

Todas las exposiciones valen muchísimo la pena, están perfectamente presentadas y acercan al visitante a mundos que tal vez desconocía o le permiten conocer mucho mejor otros aspectos de sus temas o artistas favoritos. 
Todo este recorrido nos ha abierto el apetito así que paramos un rato a comernos los bocadillos que hemos traído mientras observamos la infinita cola para comprar fideos y demás en el restaurante japonés del Salón
Habiendo recuperado fuerzas nos dirigimos a la minúscula sala donde está anunciada una clase magistral de Hiroshi Hirata, mangaka especializado en el mundo samurái. El lugar está a rebosar y la mayoría nos quedamos mirando de pie. Aunque las plantas de los pies se quejen, vale la pena haber estado presente. Impresionante la destreza de este hombre de 74 años para dibujar un samurái en lienzo de papel vertical, a tamaño real, con pinceles y pinturas al agua, y todo en cuestión de media hora. Una auténtica obra maestra que será expuesta en el futuro Museo del Cómic, que se está construyendo en Badalona.

Hiroshi Hirata diciendo unas palabras
 tras haber firmado su obra.

Aunque el día va tocando a su fin, todavía nos queda tiempo para acercarnos al escenario para ver un desfile de kimonos donde nos muestran desde los más tradicionales a los más modernos y todo tipo de combinaciones, tanto para hombre como para mujer. 

Modelos al finalizar el desfile.

Y con esto damos por concluida muestra visita al Salón y nos despedimos con tristeza hasta el año que viene, edición que se celebrará en la Fira de Montjuic de Barcelona (lugar mucho más grande) así que esperamos que vaya mucha más gente y no esté todo tan abarrotado.

¿Alguien sabe decirme qué pone?

Esto ha sido sólo una pequeña porción de la multitud de opciones que ofrece el Salón durante sus 4 días. Cada visitante tendrá su propia experiencia y disfrutará del Salón a su manera. Para otra versión de la visita click aquí.  
¿Y vosotros? ¿Habéis estado allí? Si es así, ¿qué os ha parecido? y si no, ¿pensáis ir el próximo año? ¡Yo desde luego que repetiré!

5 comentarios:

  1. Gran crónica, explicando lo necesario y sin aburrir. Y con muchas fotos :D

    ResponderEliminar
  2. Qué envidia, no soy mucho de mangas pero en el salón había cosas realmente interesantes como la exposición de kimonos o samuráis
    besos

    ResponderEliminar
  3. Yo fui ayer y también me lo pasé muy bien ^^

    ¿Te apetece pasarte?
    Besotes!

    ResponderEliminar
  4. joooooooooooooooo me da mucha envidia!!Me encanta este tipo de eventos aunque tengo que concienciarme como una semana antes de no gastar todo mi dinero porque entre libros, mangas y peluches y posters adios adios

    En el dibujo pone Ana arriba y está escrito en katakana (tienen dos tipos primarios de escritura por así decirlo y ese es el katakana que se suele usar para nombres propios, de ciudades, extranjerismos etc)
    Lo de abajo no se que pone porque está en Kanji y eso es un nivel más avanzado XD

    ResponderEliminar
  5. xulieta, la clave es ir a estos sitios con el dinero un poco contado, sino es una ruina!! Y sí, lo has leído bien (yo no tengo ni idea de japonés así que me fío de que realmente ponga lo que me dijeron XD) y abajo se supone que pone lo mismo pero en Kanji.

    ResponderEliminar

Me gustan los comentarios, es más, me alegran el día. Pero, por favor, siempre desde el respeto y que estén relacionados con el contenido de la entrada en cuestión. Para cualquier otra cosa o para pedirme que me pase por vuestros blogs podéis usar el email (annikachocoink@gmail.com).
Así que, comentad sin miedo, espero vuestras opiniones!