jueves, 24 de marzo de 2011

Gossip Girl

El eje central de la serie (sobretodo en las primeras temporadas) es un blog en el que se publican al instante todos los cotilleos de los residentes del Upper East Side, Nueva York. Gossip Girl, que así se hace llamar quien hace estallar todos los escándalos, está en todas partes y aunque nadie sabe quien se esconde tras ese seudónimo, es imposible escapar de ella.

Los temas más recurrentes son los líos amorosos, escándalos de dinero, drogas, engaños y planes para humillar a los rivales en la lucha por el ascenso social.

Chuck Bass y Blair Waldorf,
los dos personajes que hacen
que la serie siga valiendo la pena.
La moda juega un papel fundamental en la serie pero no solo en los personajes que se dedican a ello, como Eleanor Waldorf, sino que cada episodio es un verdadero escaparate de la moda más actual. Los protagonistas lucen las nuevas tendencias y los mejores diseños mientras se embrollan las tramas entre personajes.

También cabe mencionar que Gossip Girl es un auténtico regalo para la vista. Cada detalle está cuidado a la perfección para ofrecer al espectador esa imagen de lujo y belleza infinita. No hay un solo personaje que sea poco agraciado físicamente. Caras bonitas y cuerpos perfectos se pasean por la pequeña pantalla imponiendo el irreal ideal de belleza socialmente aceptado. ¿Muy superficial? Es el Upper East Side, ¿qué esperabas?

Sin duda alguna, la serie es entretenida. Te mantiene pegado a la pantalla siguiendo las andanzas y extravagancias de estos niños ricos que siempre lo han tenido todo, o eso creen ellos.

Incide en algunos temas como la amistad, la lealtad, la familia y la traición, que está a la orden del día. Y aún siendo una serie ligera y sin pretensiones, consigue tocarlos de forma acertada, aunque tiene tendencia al sensiblerismo.

Evolución de Taylor Momsen, que interpreta a
Jenny Humphrey. ¿Cambió primero el personaje o
la actriz?
A medida que avanzan las temporadas las tramas se complican cada vez más, llegando algunas hasta el punto de lo absurdo. Si hay algo que tiene Gossip Girl es velocidad de cambio, las cosas no se quedan como están por mucho tiempo y las relaciones o alianzas que se forman se desmontan con una facilidad asombrosa. Es fácil perder el hilo de quien está con quien en cada situación amorosa, amistosa o de negocios.

Blake Lively y Leighton Meester
en la revista Rolling Stone.
Hace un tiempo vi en algún lugar de la inmensidad que es Internet una lista con los típicos tópicos de culebrones y Gossip Girl los ha tocado casi todos en algún momento de sus 4 temporadas. Si haces un mapa de flechas de quien se ha enrollado con quien a lo largo de toda la serie dudo que quede mucho espacio en blanco entre tantas líneas que se cruzan.

No es una serie inteligente y profunda, pero es entretenida, divertida y tiene momentos emotivos una vez te has encariñado de sus personajes. En mi opinión, podría catalogarse como un placer culpable, de los que tanto nos gustan aunque muchos intenten negarlo.

La serie empezó a emitirse en 2007 en el canal CW de la mano de los creadores de The O.C. Está basada en las novelas homónimas de Cecily von Ziegesar

Aquí dejo el brevísimo opening con la inconfundible voz en off de Gossip Girl:

1 comentario:

  1. Creo que tengo algún capítulo por ahí pero todavía no me he puesto con ella

    ResponderEliminar

Me gustan los comentarios, es más, me alegran el día. Pero, por favor, siempre desde el respeto y que estén relacionados con el contenido de la entrada en cuestión. Para cualquier otra cosa o para pedirme que me pase por vuestros blogs podéis usar el email (annikachocoink@gmail.com).
Así que, comentad sin miedo, espero vuestras opiniones!